Afortunadamente, no nos enfrentamos a diario a complicaciones de salud y, en la mayor parte de los casos, de producirse o no son graves o, al menos, no requieren de intervención quirúrgica. Quizás por ello, cuando se da el caso, esa falta de cotidianidad hace que en muchas ocasiones el paciente sienta cierta indefensión o, incluso, desconfianza hacia su equipo médico.

En los casos de enfremedades y complicaciones urológicas, ese temor se agudiza más si cabe. El cáncer de próstata es el segundo más frecuente en hombres y el cáncer renal también se encuentra dentro de los 10 primeros tanto en hombres como en mujeres. En esta entrada vamos a tratar de que conozca las claves para saber cómo encontrar al mejor cirujano urólogo y ponerse en las mejores manos.

Un buen cirujano urólogo: ¿qué debe tener?

Como verá a continuación, la formación y la experiencia son factores muy importantes a destacar, pero también lo son otras cualidades que tienen que ver con la cara más humana de su cirujano.

Factores profesionales

  • Experiencia: aunque hay grandes cirujanos que lo son desde que salen de la facultad, lo cierto es que la experiencia supone una cualidad importante a tener muy en cuenta. Un cirujano urólogo experimentado, no sólo sabrá cómo actuar durante una intervención, sino que sabrá cómo enfrentarse a las diferentes circunstancias que puedan darse en el quirófano.
  • Cualificación: hoy en día suele ser bastante sencillo conocer la trayectoria y la cualificación de casi cualquier profesional. En el caso de los cirujanos urólogos, una búsqueda en internet puede hablarnos de las cualificaciones profesionales obtenidas, algo que nos dará confianza y tranquilidad, sin duda.
  • Reconocimiento: los especialistas médicos suelen ser una comunidad relativamente pequeña que, con frecuencia, asiste a congresos y encuentros para compartir experiencias y evaluar nuevas técnicas. Un buen cirujano urólogo suele ser ponente o intervenir en este tipo de encuentros tanto para actualizar sus conocimientos como para descubrir los últimos avances.
  • Técnica: la ciencia está en avance permanente y, especialmente, lo que tiene que ver con la parte médica. Cada día salen a la luz datos, estudios y, a menudo, nuevas técnicas. En Cirugía Robótica San Rafael, hemos hecho una apuesta clara por el Robot da Vinci porque se trata de un tipo de cirugía no invasiva, pero en nuestro equipo también hay especialistas en laparoscopia o láser verde. De esta manera, un cirujano urólogo puede elegir cuál es la técnica que mejor se adapta a las necesidades de cada paciente. En este sentido, no hay que olvidar que, más allá de las técnicas, están los cirujanos que son quienes aplican su experiencia y sus conocimientos. Por eso, no hay que dejarse impresionar por la tecnología, sino que es muy importante tener en cuenta a quien la maneja.

 

Factores personales

  • Empatía: con frecuencia, el hecho de que un médico se habitúe al trato con pacientes le resta empatía con ellos. Esta cualidad es fundamental para que los pacientes se sientan seguros. A menudo, se suele pretender que, además, el médico cirujano sea simpático, pero esta cualidad no es, en realidad, necesaria.
  • Buena comunicación: verdaderamente, el paciente no necesita saber todos los pormenores de una intervención quirúrgica, si usted lo solicita, su cirujano urólogo debe ser capaz de simplificar la terminología y explicarle cuáles serán los procedimientos y técnicas que se le aplicarán. También debe poder expresarle los riesgos que usted asume, así como las probabilidades de que esos casos puedan darse.

La confianza es la clave

Ante una situación de enfermedad, a menudo, como pacientes también nos abruma nuestro entorno y escuchamos opiniones poco fundamentadas. En este sentido, después de evaluar al profesional o al equipo médico, debemos confiar en nuestra elección y dejarnos guiar por los profesionales.

Si quiere conocer a nuestro equipo de urólogos cirujanos, puede consultarlo aquí: https://cirugiaroboticasanrafael.com/cuadro-medico-cirugia-robotica/