Hoy queremos profundizar en la evolución y el postoperatorio de los pacientes que optan por una intervención mediante Cirugía Robótica porque las ventajas de este tipo de intervenciones son más evidentes en este periodo de recuperación.

Aunque las ventajas que ofrece la Cirugía mínimamente invasiva son muy variadas, el paciente se beneficia entre otros aspectos en:

  • Un menor sangrado durante la intervención: Gracias al Ssitema Quirúrgico da Vinci, el cirujano tiene una precisión mucho mayor que en cirugías abiertas y, por tanto, los tejidos, vasos y nervios colindantes al área de intervención sufren menos, evitando así su sangrado. Los movimientos de los brazos del Robot da Vinci son mucho más precisos y permiten maniobras que resultarían imposibles para la mano humana. Es por esto que un menor sangrado reduce las transfusiones necesarias en intervenciones tradicionales y está estrechamente ligado al siguiente factor de la recuperación del paciente.
  • Menor dolor: Las intervenciones realizadas con el Robot da Vinci suponen incisiones mínimas y movimientos mucho más precisos, por lo que el paciente experimenta mucho menos dolor que siendo intervenido mediante la cirugía tradicional. Esto también reduce en muchas ocasiones las cicatrices y hace que el paciente esté más confortable y pueda comenzar a moverse con cierta precaución de manera rápida.
  • Menor tiempo de hospitalización: Es cierto que cada intervención tiene sus peculiaridades y no debemos generalizar para evitar malentendidos pero también es cierto que los factores anteriormente descritos permiten que el paciente esté menos tiempo hospitalizado y podríamos poner como ejemplo una intervención del área de Urología donde un paciente al que se le realice una prostatectomía radical podría estar en su domicilio en tan sólo 48h desde la intervención.
  • Una reincorporación a la vida cotidiana precoz: Del mismo modo que con el tiempo de hospitalización, debemos ser prudentes a la hora de generalizar con este factor ya que, depende tanto del éxito de la intervención como de la recuperación del paciente y de la vida cotidiana que lleve el paciente pero al salir del hospital tan sólo con unas pequeñas cicatrices, su movilidad y estado permiten en muchas ocasiones incorporarse al trabajo y sus actividades en tan sólo unos pocos días.

Con este post pretendemos también tranquilizar a todos esos pacientes que se informan o conocen por primera vez la Cirugía Robótica. Aunque inicialmente pueda ser una técnica que nos sorprenda por el desconocimiento, lo cierto es que el Sistema Quirúrgico da Vinci cuenta con más de una década de implantación en hospitales y miles de intervenciones satisfactorias.

Desde la Unidad de Cirugía Robótica del Hospital San Rafael en Madrid podemos hablar de cientos de pacientes intervenidos mediante esta técnica mínimamente invasiva en nuestro hospital y también podemos decir orgullosos que contamos con uno de los equipos humanos más profesionales y mejor formados al respecto. Por último, nos gustaría recordaros, que en este sentido todo el personal de nuestra unidad se encuentra a vuestra disposición ante cualquier duda o consulta que pueda surgiros.