Hoy dedicamos la entrada de nuestro blog a compartir las palabras del doctor Juan Morote Robles experto en prostatectomías y en el cáncer de próstata, sobre las ventajas de la cirugía robótica y el robot da Vinci.

El doctor Juan Morote Robles señala que la aportación del sistema quirúrgico da Vinci es muy significativa. “Yo estoy centrado en el cáncer de próstata y monográficamente realizo prostatectomías radicales desde 1989. A partir de 2004 empecé con el abordaje laparoscópico y, en 2009, con la robótica. El robot da Vinci te ofrece la posibilidad de realizar de forma muy meticulosa la prostatectomía radical. Los resultados funcionales con el robot son claramente superiores a los obtenidos con laparoscopia convencional”.

Para el doctor Morote comenzar a trabajar con el sistema da Vinci marcó un antes y un después en su trayectoria profesional. “Sin duda, aunque el cambio real no se produce en el momento en el que empiezas a trabajar con el robot, sino más adelante. Es necesario desarrollar la técnica nueva y completar una curva de aprendizaje hasta sentirte más cómodo que con laparoscopia y, además, con unos resultados superiores”. Asimismo, el experto señala que se trata de un sistema robótico apto para todos los pacientes. “Si uno lo analiza en términos de coste-beneficio llega a la conclusión que un paciente joven y potente obtendrá el máximo beneficio del robot da Vinci. En cualquier caso, la primera opción para una prostatectomía radical es, sin duda, la cirugía robótica da Vinci”.

afirma que una de las claves para la expansión de la cirugía da Vinci en España ha sido el aspecto económico. “Hay una relación directa entre el número de robots da Vincique tiene un país por densidad poblacional y la situación económica del mismo”. Y destaca que se trata de un aparato que, para la prostatectomía radical, es realmente eficaz. “Generación tras generación se han ido mejorando sus prestaciones, como la visión en 3D de Alta Definición. En relación al da Vinci Xi, la última versión del robot, valoro especialmente la incorporación de un nuevo soporte para los brazos, lo que incrementa mucho la versatilidad del sistema”. 

 

Fuente: immedicohospitalario