Hoy queremos compartir con vosotros los síntomas del cáncer de próstata que recoge la Asociación Española Contra el Cáncer. Y es que, identificar los síntomas puede ser el primer indicativo de la necesidad de consultar con el urólogo. En cualquier caso, no debemos alarmarnos sin motivo, ya que esta sintomatología puede aparecer asociada a otras enfermedades benignas sin indicar necesariamente la presencia de un tumor en la próstata.
El cáncer de próstata, como una gran parte de los tumores malignos, no va a causar ninguna alteración perceptible por el paciente en las fases iniciales de la enfermedad porque son tumores que evolucionan lentamente y normalmente percibiremos sus síntomas en etapas más avanzadas del proceso.

Los síntomas locales que pueden presentarse en el cáncer de próstata son los siguientes:

  • Urgencia miccional: imperiosidad miccional o incluso pérdida involuntaria de la orina.
  • Aumento de la frecuencia de orinar, tanto por el día como por la noche (nicturia).
  • Disuria: dolor y escozor durante la micción (micción dolorosa).
  • Retardo en el inicio de la micción y disminución de la fuerza del chorro miccional o intermitencia del mismo.
  • En ocasiones la uretra se obstruye por el tumor y aparece retención urinaria (obstrucción).
  • Goteo posmiccional.
  • Sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga.
  • Crecimiento o dolor mamario.
    Aunque poco frecuente, los tumores de células germinales pueden causar aumento de las mamas (ginecomastia)  o dolor en las mamas. Esto es debido a que este tipo de tumor puede segregar altas cantidades de una hormona llamada HCG ( Gonadotropina Coriónica Humana) que favorece el crecimiento de las mamas. Un subtipo de tumor denominado tumor de células de Leydig puede producir estrógenos (hormonas sexuales femeninas), lo que puede causar crecimiento de las mamas y pérdida de deseo sexual.  Este último, en niños pueden causar signos de pubertad a una edad anormalmente temprana, como voz más profunda y crecimiento del vello facial y corporal.

Existen algunos síntomas generales que suelen aparecer en las fases más avanzadas de la enfermedad, como son la pérdida de peso o apetito, dolor óseo localizado, anemia, edemas (hinchazón) en los miembros inferiores e insuficiencia renal que suelen aparecer en los estadios avanzados de la enfermedad.

Si aprecias cualquiera de los síntomas mencionados, debes acudir a tu médico para que te realice las pruebas necesarias y pueda hacer un diagnóstico cuanto antes.

Como anticipábamos al comienzo de este post, recomendamos siempre consultar con el urólogo ante la presencia de alguno de estos síntomas pero insistimos en que no debemos alarmarnos sin motivo hasta conocer el diagnóstico del especialista.

Por último, en caso de que nos enfrentemos a un diagnóstico positivo de Cáncer de Próstata, hay que mantener la calma y valorar las diferentes opciones de tratamiento que nuestro médico puede ofrecernos. En ocasiones la vigilancia puede llegar a ser suficiente sin necesidad de someterse a ninguna intervención pero si el especialista recomienda la cirugía, sin duda el Robot da Vinci se convierte en la mejor opción tanto para el cirujano como para el paciente que se beneficiará de una recuperación más rápida, un menor dolor, menor sangrado y, en definitiva, menos riesgos.

Os recordamos que la Unidad de Cirugía Robótica del Hospital San Rafael pone a vuestra entera disposición a todo su personal para atenderos ante cualquier consulta que pueda surgiros.