El Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital San Rafael de Madrid, está dedicado a la atención de las pacientes obstétricas y ginecológicas que acuden a nuestro centro. Constituido por un equipo multidisciplinar que abarca todo el abanico asistencial de la mujer, entre sus servicios asistenciales se encuentra la realización de cirugía robótica, asistida por el Robot Da Vinci. Por eso hoy queremos compartir con vosotros este artículo, que explíca en 5 afirmaciones qué son los miomas uterinos, una afección que puede ser tratada mediante esta técnica.

 

1. Son tumores benignos que aparecen en las diferentes capas del útero. Los que crecen en la capa exterior son subserosos y suelen alcanzar gran volumen; cuando aparecen dentro del área muscular son intramurales y causan dolor pélvico; los que crecen hacia la cavidad uterina son submucosos y producen menstruaciones abundantes.
2. También se los llama fibromas y solo se operan cuando producen sangrado importante (anemia), son de gran volumen, afectan la fertilidad y causan dolor pélvico muy intenso. El médico estudia su evolución antes de extirparlos.

3. No se convierten en cáncer, pero hay otros tumores que empiezan en la masa uterina y son de origen oncológico, como el sarcoma uterino. Se sospecha de este problema cuando la ecografía muestra aparentes miomas de forma irregular y con cambios notables en su volumen. Se descarta con resonancia magnética y el informe del patólogo.

4. Pueden crecer durante el embarazo por el incremento del flujo sanguíneo y del nivel de estrógenos; pero suelen volver a su tamaño original tras el parto. No se recomienda operar durante la gestación, porque puede sangrar mucho. La torsión del mioma que cuelga de un pedículo es una emergencia.

5. La eliminación definitiva de los miomas se hace con histerectomía (retiro del útero) pero para preservar la fertilidad, existe la miomectomía, que consiste en extirpar el mioma que da problemas. Otra opción es la histeroscopia, un procedimiento para retirar los fibromas que crecen dentro del útero. En ambos casos, los miomas pueden aparecer después.

Vía El Comercio

 

La Miomectomía

Una nueva categoría de miomectomía mínimamente invasiva, la miomectomía da Vinci, combina lo mejor de las cirugías abierta y laparoscópica. Con la asistencia del Sistema quirúrgico da Vinci , la última evolución en cirugía robótica, los cirujanos pueden extirpar los fibromas uterinos a través de pequeñas incisiones con una precisión y un control sin igual. En comparación con la cirugía abdominal abierta tradicional, los beneficios potenciales de la miomectomía da Vinci incluyen:

– Oportunidad de futuros embarazos.
– Considerablemente menos dolor.
– Menos pérdida de sangre.
– Menos complicaciones.
– Menos cicatrices.
– Una hospitalización más breve.
– Un retorno más rápido a las actividades diarias habituales